ExpertosResponden

Contrato de riesgo compartido

¿En qué consiste realmente un contrato de riesgo compartido? 

El contrato de riesgo compartido es una modalidad de contrato público que se está utilizando recientemente, fundamentalmente en el ámbito farmacéutico, si bien podría aplicarse a otros ámbitos. Aplicado al sector farmacéutico, los contratos de riesgo compartido suponen una oportunidad para ambas partes de lograr sus objetivos reduciendo los riesgos asociados a ello.

El objetivo básico de los contratos de riesgo compartido aplicados a la financiación de nuevos medicamentos es el de modificar el sistema de pago tradicional de los medicamentos. Con esta modalidad de contrato, en vez de pagar un precio fijo por cada envase vendido, la Administración pagaría por los resultados del tratamiento.

Por su parte, la Administración aporta a los pacientes nuevos tratamientos, sin necesidad de exponerse al aumento de los costes como consecuencia de la extensión de las indicaciones, más allá de las que se recogen en el contrato. De esta manera, la compañía farmacéutica que produce un medicamento novedoso consigue la inserción del producto en el sistema sanitario, evitando las restricciones económicas y presupuestarias que complicaban la inserción de nuevos medicamentos en el sistema de salud.

Asista a nuestro webinar de tan solo 20 min
“Claves para ganar un Concurso Público”

INSCRIPCIÓN pulsando aqui