OPORTUNIDADES DE NEGOCIO LICITACIONES

OPORTUNIDADES DE NEGOCIO EN EL SECTOR PÚBLICO

La licitación pública en España vive uno de los momentos de mayor credibilidad de su historia y eso hace que cada vez un mayor número de empresas de múltiples sectores apuesten por establecer relaciones comerciales con administraciones y organismos públicos de todo el país.

Las oportunidades de obtener nuevos negocios en el sector público se han multiplicado en los últimos años. Cambios normativos, un entorno económico más favorable y la tecnología son los principales motivos que explican el resurgir de uno de los principales motores económicos de España.

  1. Una economía más fuerte

Pese a las rebajas que los organismos internacionales han hecho de la previsión de crecimiento de España para este año, ningún comunicado estima un avance del PIB español por debajo del 2,7%. Salvando la estacionalidad, los datos de desempleo también confirman la dinámica positiva de la economía nacional. Así, las citas a un contexto de desaceleración económica no contraponen una realidad como es que la economía española sigue recuperando el terreno perdido durante la crisis.

En el marco de la contratación pública el resultado es aún más favorable. Según datos de la UE, la contratación pública alcanza en los países desarrollados cifras superiores al 15% del Producto Interior Bruto (PIB).  En España, según un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, la contratación pública alcanza el 18,5% del PIB.

Por su parte, Gedesco lanzó a principios de este año un informe que cuantificaba el crecimiento del importe de licitaciones públicas en nuestro país. Según este estudio, La licitación pública durante el primer trimestre de 2018, los concursos públicos otorgados por la Administración central se habían duplicado hasta los 2.600 millones de euros (+104%) en comparación con el mismo período de 2017.

  1. Una nueva Ley para la entrada de nuevos jugadores

Los cambios normativos que ha traído consigo la nueva Ley de Contratos del Sector Público han permitido que el proceso de contratación pública gane en transparencia y mecanismos para dar lugar a la entrada de nuevos players, sobre todo pymes.

La nueva Ley busca esencialmente facilitar el acceso a los contratos del sector público y mejorar la eficiencia y calidad en los criterios de adjudicación, lo que parece superar el viejo modelo opaco de contratación que espantaba del sector público a muchas empresas.

Con esta nueva Ley, se establece por primera vez la obligación de los órganos de contratación de velar por que el diseño de los criterios de adjudicación sea más justo. Se apuesta por la simplificación de los trámites: una menor burocracia para los licitadores que permita un mejor acceso para las pequeñas y medianas empresas y que el proceso de licitación resulte más simple, reduciendo las cargas administrativas de todos los operadores económicos, y beneficiando tanto a los licitadores como a los órganos de contratación.

Para ello, destacan novedades como que la ley obliga ahora a dividir en lotes los contratos susceptibles de fraccionamiento. También cambian las condiciones de contratación pública con criterios de solvencia menos exigentes, se sustituye como criterio de adjudicación “la oferta económica más ventajosa” por el criterio de “la mejora en relación con la calidad y el precio”, se intenta poner coto a la morosidad en los pagos o se establece un modelo de adjudicación exprés que reduzca la burocracia, como aspectos más destacables.

  1. Desarrollo de la inteligencia comercial en el sector público

La inteligencia comercial aplicada al sector público es la última clave que explica por qué la contratación pública representa una gran oportunidad para cualquier empresa.

Los puntos anteriores sostienen por qué es un buen momento para acudir al mercado público. Las circunstancias externas como el entorno económico o los cambios en la regulación han allanado el camino y hecho más atractivo el contacto con las administraciones para ampliar la cartera de negocio de cualquier empresa.

Sin embargo, por sí solos, estos factores no garantizan que mi empresa vaya a obtener un contrato público de buenas a primeras. La alta competencia o la obligación de buscar la mayor eficiencia en cada oferta pública son obstáculos que deben superar las organizaciones que quieran formar parte del negocio público. Eso sí, estos obstáculos son menos gracias a la inteligencia comercial.

La inteligencia comercial permite que cualquier empresa pueda disponer de datos que antes eran impensables gracias al Big Data. Aplicado esto al sector público, herramientas B2B como Maninvest de DoubleTrade provee el acceso a toda la información necesaria sobre licitaciones públicas en España.

Y es que, las pymes son las grandes beneficiadas de los avances en materia de contratación pública, no solo por la nueva Ley de Contratos del Sector Público, sino porque la irrupción de herramientas como Maninvest, les permiten ahora disponer de un gran volumen de información con el que identificar y convertir las oportunidades de negocio en negocios reales dentro del sector público.

Gracias al Big Data, cualquier compañía puede identificar en tiempo real toda la información necesaria sobre los concursos convocados, conocer los pliegos de condiciones y las fechas de vencimiento de cualquier licitación. El beneficio de esta tecnología es doble. Disponer de los datos claves de cada licitación pública me va a permitir por un lado adelantarme a mi competencia, mientras que por el otro, hará más fácil la toma de decisiones, permitiéndome saber cómo actuar ante una administración concreta, qué criterios pesan más durante una adjudicación e incluso conocer los movimientos comerciales de la competencia.

Según los expertos de DoubleTrade, en un concurso público es imprescindible conocer pequeños trucos como el derecho a solicitar el registro de ofertantes o la oferta de precio detallada de la empresa elegida, trucos que herramientas como Maninvest pone a disposición de sus clientes junto a un servicio exclusivo de asesoría y consultoría.

Estudios dinámicos, la última novedad

Sabiendo de la importancia que la información tiene sobre las oportunidades de negocio en el sector público de cualquier empresa, DoubleTrade ha lanzado una solución que completa la variedad de servicios de sus herramientas. Los estudios dinámicos no son solo una herramienta interactiva con la que obtener la información de negocio más completa aplicada al sector de la licitación pública, sino que es una fórmula casi científica para el éxito empresarial: en apenas unos minutos podemos obtener toda la información de mercado, toda la información de nuestra competencia y vincularlas con nuestra propia información, o lo que es lo mismo, generar negocio.

Estos estudios de licitación no solo permiten conocer datos como la fecha de vencimiento de los contratos, el porcentaje de baja medio por organismo o los criterios técnicos o económicos de cada adjudicación, sino que ahora, gracias a la business inteligence, es posible interactuar con ellos, de manera que cada usuario es capaz de filtrar aquellos datos que mejor respondan a sus intereses.

Los estudios dinámicos de inteligencia comercial permiten “jugar” con los datos y cruzarlos a gusto del usuario, incrementando las oportunidades de negocio en base su perfil y características concretas. Es posible comparar desde el precio medio de cada adjudicación, a los porcentajes de baja y su evolución, o conocer las diferencias de estos porcentajes en cada comunidad autónoma, como ejemplo.

En definitiva, hacen posible importantes ventajas como definir estrategias comerciales ante el sector público, saber cómo actuar ante una administración concreta, qué criterios pesan más durante una adjudicación e incluso conocer los movimientos comerciales de la competencia. Además, la inteligencia comercial de Doubletrade para buscar negocio en el sector público permite a sus usuarios incorporar sus propios datos, lo que amplía más si cabe estas posibilidades.